¿Qué es Inbound Marketing?

Llega un momento en la vida de toda compañía en que el Inbound Marketing se vuelve una estrategia de marketing necesaria para dar a conocer los servicios o productos de la misma de una manera cercana y amena. Aquí es donde las dudas comienzan a llegar: ¿Qué es el Inbound Marketing? ¿En qué consiste? ¿Por qué debo integrarlo en mi compañía?

 

Si estás ante estas preguntas y no sabes por dónde comenzar, ¡estás de suerte! En este artículo te contaremos todo lo que debes saber sobre una disciplina cada vez más demandada.

Primero lo primero, ¿Qué es el Inbound Marketing?

El inbound marketing es una estrategia digital y comercial que permite captar nuevos clientes a través de la creación de contenido con experiencias que le den valor al mismo. En síntesis, esta técnica busca acercar soluciones o respuestas a las problemáticas o preguntas de los usuarios.

El inbound marketing, como técnica de marketing de contenidos, permite a los potenciales clientes encontrarte fácil y rápidamente entre las primeras búsquedas dentro de la web. De esta manera, los futuros clientes son capaces de encontrar a las empresas a través de distintos canales de búsqueda y redes sociales, pero siempre con un objetivo: Encontrar respuestas a sus preguntas.

A su vez, existe un hecho innegable: El Inbound marketing pone como centro al cliente. Los mensajes y contenidos que se crean tienen que estar pensados de manera tal que sea posible satisfacer de la mejor manera las dudas o necesidades de las personas.

Pero, ¿cómo conseguimos esto? Para que una estrategia tenga en el centro a las personas, debemos saber de quiénes específicamente estamos hablando. De este modo, para lograrlo debes conocer en profundidad a tu público objetivo y cuáles son llos retos que deben atravesar para que pueda convertirse en un cliente potencial y, finalmente, en cliente.

Además, el inbound marketing brinda soporte a muchas otras disciplinas utilizadas en estrategias digitales, como por ejemplo: SEO, SEM, Social Media, Email Marketing y más. Seguramente alguna vez has visto el típico cartel que indica “Descarga este ebook”, “Participa de este webinar”... Si lo has hecho, entonces has estado frente a estrategias de inbound marketing.

¿Cómo crear una estrategia digital de Inbound Marketing?

El concepto de Inbound Marketing surgió en 2005 por Brian Hallligan y Dharmesh Shah fundadores y CEO de HubSpot. Ambos crearon una plataforma de software capaz de facilitar la gestión de las herramientas y análisis de resultados con mayor eficacia.

De la mano de estos comienzos, se delimitó que el inbound marketing tiene cuatro etapas:

1. Atraer

La primera fase tiene como objetivo conseguir visitas. El desafío está en buscar que los clientes lleguen a las páginas digitales (redes sociales, blog) y aumentar el tráfico web. ¿La clave? Crear contenidos de interés.

Algunos ejemplos claros de esta metodología pueden ser los tutoriales, los eventos digitales, las infografías o cualquier elemento descargable.

A su vez, al interés del usuario hay que estimularlo y detectar los clientes potenciales. Todo esto lo podemos lograr a través de optimización de contenido con una estrategia de SEO (optimización en motores de búsqueda), asociando palabras claves a los productos y/o servicios que se quieren ofrecer.

 

2. Convertir


Las visitas deben convertirse en datos: Un nombre, un correo, un teléfono y cualquier otra información.

Por eso, una vez que el usuario llegó al sitio web interesado en un contenido es necesario dejar atrás su anonimato para convertirlo en un prospecto o lead.

Para esto debemos solicitar la información de contacto de esa persona, dejarla registrada en una base de datos y luego desclasificarla según interés, consulta u otras variables.

Para capturar los datos de contacto, podemos utilizar múltiples técnicas. Una de las más comunes es creando formularios o contenidos descargables que le den al usuario la solución para alguna de sus necesidades.

A su vez, brindar atención al público a través de bots, correo electrónico o apps de mensajería, como un ejemplo claro de una  rápida y eficiente atención, creando así una gran técnica para aumentar la tasa de conversión a lead.

 

3. Vender


¡Listo! En esta etapa ya tienes los leads registrados en la base de datos. Ahora solo resta lograr la venta de tus productos o servicios.

Para conseguir esto, es importante que en esta instancia aportes valor al cliente potencial, siempre evitando ser agresivos comercialmente. A través de información relevante para el usuario según el interés, el producto por el cual consultó o el canal por el cual llegó.

Para lograrlo, te recomendamos brindar muchísimo soporte al potencial cliente, resolviendo todas sus dudas y acercando material de alto valor que lo ayude a conocer y comprender mejor tu producto.

4. Fidelizar

Si creías que el proceso finalizaba una vez se concretaba la venta, estás equivocado.

Un cliente que ha elegido a tu empresa, producto o servicio por sobre otros, es muy posible que vuelva a elegirte una vez más en futuras ocasiones. ¡Pero esto no es todo! Ya que un cliente satisfecho, también puede referirte a nuevos clientes

La finalidad de este paso es que el usuario confíe y elija nuevamente nuestro servicio.

Diferencias entre inbound marketing y outbound marketing

El inbound marketing utiliza como herramienta a los medios digitales. En las redes sociales, los videos, los contenidos y anuncios web son parte de las estrategias de comunicación de las cuales se nutre. La variedad de plataformas y formatos facilitan a la hora de satisfacer las necesidades de los usuarios.

Por su parte el Outbound Marketing, tiene como aliado a los medios tradicionales (espectáculos, televisión, radio o correo electrónico). Los espacios en los cuales se distribuyen los contenidos están disponibles en todo momento y los contenidos irrumpen de forma inoportuna en cualquier espacio.

La interacción con los clientes es una de las características claves del Inbound Marketing, ya que se aprovecha los canales de comunicación digital, creando un puente entre los contenidos y la audiencia. Es decir, que mediante esta metodología, se aprende directamente de los consumidores (sus comportamiento y necesidades). Pone atención a las sugerencias y comentarios logrados con la presentación publicitaria de los productos o servicios.

Al contrario, el Outbound Marketing, no tiene forma de crear un canal que se produzca algún feedback con los usuarios. Se encuentra frente a la imposibilidad de responder una publicidad en la calle o un anuncio en un diario. Dificulta la obtención de resultados sobre alguna campaña.

Por último, el Inbound Marketing pone en el centro de su trabajo al cliente. Los mensajes que se crean empatizan con las necesidades de las personas y sus contenidos van enfocados a los clientes objetivos que fueron creados por una investigación de mercado previamente puesta en marcha.

Por el contrario, el Outbound Marketing prioriza el producto y/o servicio sobre todas las cosas. La publicidad creada es más agresiva y su intención es tener el mayor alcance posible de audiencia, se desentiende de la lógica del mercado segmentado por sus propios usuarios.

 

¿Quieres comenzar a iniciarte en el Inbound Marketing?

¿Sabías que IPP junto a HubSpot co-creamos la carrera Técnico Superior en Inbound Marketing? ¡Así es! ¡Prepárate para atraer clientes creando vínculos con las personas usuarias!
Revisa nuestra malla académica, las competencias que tendrás como egresado, la empleabilidad y ¡mucho más! Ingresa aquí y tendrás toda la información que necesitas.

 

Contenidos IPP

Contenidos IPP

¡SÚMATE!

Recibe a IPP en tu email con contenido exclusivo.