Startup, de una loca idea al impacto económico

Oímos hablar de ellos todo el tiempo, Uber, NOT CO, Airbnb: entre otros. Parece que el mundo está inundado de startups pero ¿Qué son? y ¿Qué hacen?. En este articulo te explicaremos todo lo relacionado con este concepto😉.‎

 

El mundo de los negocios se está reinventando día con día. Por eso, solo las empresas que llegan con un enfoque fresco e innovador sobreviven en el mercado actual. A pesar de este panorama, miles de negocios surgen cada día en todo el mundo como pequeñas compañías que buscan hacerse camino en el mundo empresarial.

 

En América Latina los Startups empezaron el 2022 con un incremento del 70% en inversiones consiguiendo más de US$ 1.300 millones, según  informe elaborado por la plataforma de inteligencia Sling Hub. Destacando que, en el 2021, lograron inversiones por una suma total de US$ 764 millones.

 

 

¿Qué es un Startup?

Un Startup, también conocida como empresa emergente, es un emprendimiento que busca un rápido crecimiento en el mercado a partir de una base tecnológica e ideas de negocios innovadoras.

 

Si bien es común pensar que todos los startups ofrecen soluciones digitales para los consumidores, la realidad es que miles de estas empresas aprovechan las tecnologías computacionales para generar productos y no solamente servicios.

 

 ¿Cuáles son sus características?

A continuación, te mostramos algunas de las características que definen a un Startup:

1. Debe tener ser innovador

La innovación es el motor de todas las startups. Estos negocios tienen como característica esencial ofrecer soluciones nuevas o bien aprovechar los recursos tecnológicos para reinventar una oferta existente.

En muchos casos, los startups más lucrativos son aquellas que incluso generan una nueva necesidad en el mercado. Tal cual como ha hecho Airbnb o Netflix, quienes lograron crear un nuevo nicho de mercado y posicionaron una idea única como su diferenciador de negocio.

 

2. Basa sus operaciones en el uso de herramientas tecnológicas
El uso de estas herramientas tecnológicas es fundamental para la formación, desarrollo y funcionamiento de un Startup. Parten del objetivo de alcanzar amplias audiencias, por lo que necesitan canales de comunicación y venta masivos para generar presencia a nivel global.

 

3. Crecimiento rápido
En contraposición a los negocios tradicionales que parten de inversiones fuertes y esperan un proceso de crecimiento lento y orgánico, los startups se abren camino dentro del mercado a partir de la irrupción de los modelos preconcebidos.

 

La principal misión de un startup es demostrar que la idea detrás del negocio es rentable con el fin de atraer a inversores que apuesten por ella. De este modo los startups comienzan en grande y esperan extenderse rápidamente ingresando en diferentes territorios y mercados.

 

4. Adaptación
Los Startups tienen como materia prima las ideas, pero no necesariamente existe una fórmula sobre cómo traducirlas en un negocio. Habitualmente esos proyectos son generados por expertos que buscan una alternativa empresarial a su vida profesional, por lo que trabajan con ideas en constante construcción y reformulación.

Debido a que están condicionadas por la evolución tecnológica, un startup puede modificar sus objetivos, metodologías o incluso su modelo de negocio a lo largo de su desarrollo.

 

5. Alto nivel de riesgo
Crear una empresa de cualquier tipo es un riesgo financiero. Una idea puede parecer buena en papel, pero puede recibir poca atención del público una vez que se ha emprendido comercialmente.

Esto es muy posible cuando hablamos de startups, ya que por lo general no tienen un público comercial muy bien definido y, por su carácter innovador, no han sido puestas a prueba en el mercado real.

 

 

Se estima que solo 1 de cada 10 startups logran afianzarse en el mercado y convertirse en empresas consolidadas con gran presencia comercial.

 

Contenidos IPP

Contenidos IPP

¡SÚMATE!

Recibe a IPP en tu email con contenido exclusivo.