Revolución 5G: El futuro de las redes privadas

La transformación digital avanza rápidamente, y con ella, la adopción de redes privadas 5G está en pleno auge. ¿Quieres saber cómo esta tecnología está cambiando el panorama empresarial en Latinoamérica? Descubre cómo las industrias están aprovechando funcionalidades optimizadas y servicios avanzados para revolucionar su operación diaria. Sigue leyendo y entérate de las innovaciones que el 5G tiene para ofrecer.

 

A un ritmo lento comparado con otras regiones, pero sin pausa, las redes 5G siguen creciendo en América Latina. Un informe de GSMA Association indica que el año 2023 finalizó con un 5% de conexiones 5G en la región, y anticipa que su adopción ganará impulso a partir de este año. Para fines de 2025, el 14% de las conexiones móviles de la región serán 5G, y en 2030 esta tecnología acaparará el 55% de las conexiones. Según GSMA, la quinta generación de tecnología inalámbrica contribuirá con $70 mil millones a la economía latinoamericana en 2030, representando casi el 11% del impacto económico total del sector móvil, principalmente por aumentos de productividad en el segmento empresarial.

 

Hasta abril de 2024, 29 operadores en 10 países de Latinoamérica ya habían lanzado servicios 5G comerciales. Brasil, Chile y México están avanzando rápidamente con los despliegues.

La realidad, sin embargo, es que el impacto de 5G en las industrias todavía es incipiente. La mayoría de las redes privadas se basan en 4G/LTE, y se espera que este dominio continúe durante algunos años.

 

No obstante, GSMA pronostica que el beneficio de 5G llegará a la mayoría de los sectores de la economía latinoamericana, aunque algunas industrias se beneficiarán más que otras. Durante los próximos siete años, “se prevé que el 31% de los beneficios se originen a partir del sector de manufactura, impulsado por aplicaciones como fábricas inteligentes, redes eléctricas inteligentes y productos compatibles con Internet de las Cosas (IoT). Otros sectores que percibirán grandes beneficios son la administración pública y los servicios, con un 12% y un 9%, respectivamente”, indica el informe.

 

revolución 5g

 

Servicios optimizados

A diferencia de las redes públicas tradicionales, las redes privadas están destinadas al uso exclusivo de una empresa u organización, y se personalizan para sus necesidades específicas. De esta manera, la compañía obtiene funcionalidades y servicios optimizados (por ejemplo, para aplicaciones industriales) y mayor control sobre la calidad, en un marco en el que la seguridad es más fácil de gestionar, ya que la propia empresa posee y opera la red.

En particular, las redes privadas 5G son convenientes para casos de uso en los que la conexión Wi-Fi puede no ser adecuada (por limitaciones de cobertura, capacidad o garantías de calidad de servicio).

 

A medida que se ponen en marcha los programas de transformación empresarial, los casos de uso avanzados exigen el rendimiento de 5G y de redes privadas. Aunque aún existen desafíos de estandarización e interoperabilidad, hay analistas que afirman que el 5G privado finalmente está listo para salir de la sombra y que el número de redes privadas crecerá rápidamente.

 

Un estudio de Analysys Mason anticipa que el número global de redes privadas LTE/5G aumentará de unas 4 mil en 2022 a más de 60 mil en 2028. Los factores que contribuirán a este avance serán la maduración del ecosistema de dispositivos y los casos de uso comprobados (por ejemplo, para sensores industriales inalámbricos, equipos de videovigilancia, redes inteligentes y medición para servicios públicos). También influirá la mayor demanda de una conectividad más segura y confiable y “la urgencia de que las empresas inviertan en inteligencia artificial (IA) y la implementen en sus operaciones”.

 

Rubros más dinámicos

Las redes móviles privadas se encuentran principalmente en el mundo desarrollado, en países como Estados Unidos, Alemania, China, Reino Unido y Japón. Hasta ahora, esta actividad ha avanzado en sectores industriales como la manufactura. También está tomando impulso en rubros como transporte y minería.

Según Max Silber, vicepresidente de Mobilidad e IoT en MetTel, las redes 5G privadas “ofrecen varios beneficios sobre las LTE privadas, incluida una transmisión de datos más rápida, latencia reducida y mayor conectividad a más dispositivos en un área definida”.

 

Los factores clave para la adopción de 5G en las industrias serían “el aumento de la eficiencia y la flexibilidad respecto de otras tecnologías; y los obstáculos serían el costo y la complejidad”. En este marco, algunos analistas entienden que las redes privadas 5G podrían marcar la diferencia al hacer realidad las mejoras prometidas por la nueva generación de tecnología inalámbrica.

DEJA TUS COMENTARIOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡SÚMATE!

Recibe en tu email contenido exclusivo de IPP.