Cómo mantener la motivación para alcanzar tus metas

Antes de empezar a leer esta nota, ajusta tu cinturón porque vamos a hacer un viaje con turbulencias y a altas velocidades. Vamos a descubrir cómo mantener la motivación para alcanzar tus metas. ¡Empezó el viaje!

Punto de partida: ¡hacemos una pausa!

¿Te parece contradictorio empezar haciendo una pausa? Pues sí, necesitamos detenernos un poco antes de vivir cambios drásticos. Seguramente, durante el día vas a mil entre ocupaciones, tareas, preocupaciones y demás. Pero, para sacarle el jugo a la naranja y a esta lectura, tenemos que calmarnos. 

 

Busca tu comodidad, donde quiera que estés y sincroniza tu cuerpo, mente, espíritu y emociones para que esto que estás leyendo te llegue y te sirva. Ahora, haz estas preguntas: ¿por qué estás leyendo esto y para qué? ¿por qué tomaste la decisión de estar aquí y qué vienes a buscar? 

El laberinto de nuestro éxito

Quizás estás aquí por curiosidad, para aprender o incorporar nuevas herramientas. En definitiva, trata de identificar eso que te centra en el aquí y en el ahora. Cuando tengas esta respuesta, vas a poder recorrer el “laberinto del éxito”, que está conformado por seis grandes etapas: salida o punto de partida, redes sociales, familia, entorno, trabajo y llegada. 

 

El laberinto nos lleva a ponernos en una situación donde el camino no es fácil: todo tiene altibajos y situaciones que nos interceptan. ¡Así es la realidad!, pero tampoco es imposible. La buena noticia del laberinto es que hay una llegada, una salida y tú puedes diseñar la forma de recorrerlo. 

Cómo transitar el éxito y mantener la motivación 

Vamos a revisar algunos recursos del Design Thinking o Pensamiento de diseño, el coaching y la psicología para que empieces a diseñar y recorrer tu propio camino. 

Diseñar plan de acción

Esto es como una hoja de ruta. Te tienes que sentar a diseñar tu carrera como estudiante, si tu desafío actual es lograr tu título. Esto no se planifica al azar ni improvisado. El “oficio de estudiante” no se improvisa, se diseña. Siéntate a planificar de forma creativa, desde la innovación y con foco a buscar soluciones a los problemas identifiques: incertidumbre, miedos, etc. Así disminuyes los riesgos de que las cosas salgan mal. 

Gestión de los recursos

Gestionar y administrar los recursos que tienes. Cada uno de nosotros debe manejar recursos: como tiempo y dinero. Si somos buenos administradores del tiempo, nos garantizamos que el trabajo final de esta línea sea más exitoso. 

Monitoreo

Siempre es importante monitorear los resultados que vamos obteniendo. Imaginemos un partido de fútbol, donde tenemos dos tiempos. Después del primer tiempo, el jugador va al vestuario a analizar cómo estuvo y cómo lo hizo. ¿Para qué? Esto nos permite consolidar lo que estamos haciendo bien y ajustar lo que sea necesario mejorar. Todo esto para volver a la cancha, ¡no te quedes en el vestuario! 

Si hoy tu meta es terminar tu carrera online y obtener tu título: diseña tu trayecto como estudiante. 

¿Cómo defines estos pasos? Como tú quieras. Puedes plasmarlos en una hoja, en tu organizador, en alguna agenda o planner digital que uses. Incluso lo puedes dejar claro en tu cabeza, si eso te sirve, pero lo importante es hacerlo y darle para adelante. 

 

No salgas a improvisar el oficio de ser estudiante. Diseñar tu plan de acción, gestionar tus recursos, monitorear los resultados y volver al juego es clave para mantener la motivación y alcanzar tus metas. 

7 tips finales para ejercitar la motivación para estudiar

  1. Establece metas alcanzables y segméntalas en pequeños objetivos, así podrás lograrlas poco a poco. 
  2. Evita la procrastinación, es decir, aplazar o posponer alguna tarea que las que diseñaste dentro de tu plan.
  3. Puedes hacer registros de tus progresos. Esto te permitirá ver tus avances e imaginar  la meta final más cerca. ¡La salida del laberinto es el éxito!
  4. Celebra los pequeños objetivos que logras. ¿Por qué no? Es una buena manera para mantener la motivación. 
  5. Si es posible, trabaja en equipo. La motivación colectiva te puede ayudar a recorrer el laberinto hasta finalizarlo.  
  6. Enfócate en tu meta final. Aunque haya inconvenientes es bueno asumirlos como parte del proceso.
  7. Haz lo que más disfrutas y disfruta lo que haces. Y si no te gusta tanto, búscale la parte positiva. Por ejemplo, si en tu carrera te topas con una materia que no te interesa tanto o te cuesta, dale la vuelta y búscale la razón de ser. ¡Todo aporta!

Trabajar, mantener una vida social, dedicarle tiempo a la familia y estudiar una carrera online no es fácil, pero sí es posible. ¡Ser parte de los #EstudiantesIPP son una muestra de ello! 

 

Si crees en ti, como lo hacemos nosotros, ¡no tengas miedo a recorrer tu propio camino profesional! Conoce más en IPP

 

Contenidos IPP

Contenidos IPP

¡SÚMATE!

Recibe a IPP en tu email con contenido exclusivo.